martes, noviembre 28, 2023
InicioEntrevistasArévalo: “Demos un paso al frente para el rescate de las instituciones...

Arévalo: “Demos un paso al frente para el rescate de las instituciones del abrazo asfixiante de la corrupción que viene ahogando y matando al país”

El fundador del Movimiento Semilla, nacido en Montevideo, Uruguay, de 64 años, el hijo del mejor presidente de Guatemala, Juan José Arévalo, Sociólogo, doctor en Filosofía y Antropología Social, en esta entrevista habla sobre temas sociales y políticos que abordará a partir de lograr la investidura como Presidente de Guatemala.

Por Adrián Velásquez

Fotografía Alejandro Sandoval

¿Cuál es la visión de país que quiere construir? Por ejemplo: iniciar la construcción de la nación multiétnica, multilingüe y pluricultural pendientes desde 1821.

Definitivamente, Guatemala es una sociedad plural, multilingüe, pluricultural, somos cuatro pueblos que habitamos un territorio y el reto es construir un estado que responda a las aspiraciones y necesidades de los cuatro pueblos y en sus instituciones, en sus reglas, en sus normas refleje y desarrolle este principio de equidad que tiene que existir entre los distintos pueblos, que habitan nuestro país. En Guatemala históricamente y desafortunadamente el estado se ha venido desarrollando como resultado de una estrategia de exclusión de marginación y discriminación histórica y lo que corresponde ahora es continuar construyendo las bases de ese Estado que cierra el espacio a esa exclusión, a la discriminación y empieza a sentar las bases de desarrollo igualitario.

Eso es lo que nosotros vemos para el país como la visión, la visión de un país en donde todos los cuatro pueblos tienen que avanzar todos juntos, los distintos sectores que lo componen, económicos, sociales, políticos,  étnicos, religiosos, que en conjunto trabajan para crear un Estado en donde todos se sienten representados, libres y protegidos por instituciones que trabajan para todos por igual, es una unión en donde los únicos que no caben son los corruptos, los violentos y autoritarios, pero fuera de eso es la visión de un gran país que aprende a caminar armoniosamente unido feliz en su diversidad y construyendo sobre la riqueza que esta diversidad y pluralidad implica.

¿Consideraría de vital importancia incorporar los Acuerdos de Paz a la legislación, tomando en cuenta que fueron establecidos en el siglo pasado, se deben revisar los contenidos?

Los Acuerdos de Paz fueron la respuesta que se encontró para salir de una crisis política en un momento muy específico, finales del siglo pasado, la realidad en Guatemala ahora es distinta, por eso no se trata de revisar los Acuerdos de Paz para hacer un relanzamiento, se necesita recuperar el espíritu de los Acuerdos de paz, pero adaptarlo a una revisión que tiene que ser hecha en el marco del contexto nacional, político internacional actual, no se trata de revisar y relanzar porque estaríamos yendo a textos que muy probablemente ya perdieron vigencia, algunos de los cuales, inclusive pudieron haber sido superados, si no retomar esos principios de unidad, de compromiso con la democracia, de unidad en la diversidad y partir de ahí construir un nuevo pacto social, un pacto social hecho a la medida de la sociedad guatemalteca de hoy ,a los problemas de hoy, a las características de hoy, a las aspiraciones y necesidades de los pueblos de Guatemala a estos inicios del siglo 21.

¿Cuál es su posición frente a la explotación minera y el desvío de los ríos por el cultivo de la palma africana y la construcción de hidroeléctricas por parte de empresas transnacionales?

Son toda una serie de temas en donde nosotros tenemos que avanzar precisamente en la dirección de soluciones que respeten los intereses, los derechos y necesidades de todos los actores que están involucrados en cada uno de estos temas.

Sobre la minería nosotros tenemos una posición en donde de hecho en el Congreso hemos solicitado una moratoria a la minería metálica, una moratoria, porque consideramos que tenemos que hacer una reflexión como nación, sobre la medida en que queremos enfocarnos en el desarrollo de este sector, hay países que han decidido no hacerlo porque afecta otro interés estratégico como el medioambiente, Costa Rica es un ejemplo.

Hay una reflexión que hacer alrededor de cuáles son los costos y cuáles los beneficios y a partir de esa decisión, entonces si se decide que no, se decide ir en otras líneas estratégicas de desarrollo y si se decide que sí, se necesita establecer en qué condiciones y de qué manera, en todo caso, nosotros estamos muy claros, que en cualquier proyecto de desarrollo económico se tiene que tomar en consideración a las comunidades circundantes,  debe ser el resultado de un proceso de convergencia y consensuación, de manera que estos proyectos de inversión sean realmente foco de oportunidades para el desarrollo colectivo y no fuentes de conflictividad social o de daño al medio ambiente y eso tiene que ser mediado por un proceso de trabajo de manera que se vaya generando los acuerdos entre las partes involucradas.

“Asumamos una responsabilidad para participar políticamente, arrancarle a los corruptos el poder de las manos y hay que hacerlo dando un ejemplo personal”

Cuando le envió el mensaje el expresidente de Uruguay, José Mujica, ¿qué significado tiene para usted y para Guatemala?

 Mire, es un honor recibir un mensaje de Pepe Mujica. Pepe Mujica ha sido un presidente ejemplar, ha sido un presidente que ha trabajado en el interés general de la nación con un compromiso profundo por la democracia, es una persona que tuvo muy clara la necesidad que tiene el estado de asegurar el desarrollo equitativo para la población y en ese sentido logró liderar en paz y armonía en Uruguay.

¿Piensa que Latinoamérica necesita un pensamiento progresista?

El progreso es la naturaleza inherente de la sociedad humana, la sociedad humana cambia, se desarrolla, progresa, si no existiera progreso seguiríamos con el código de Hammurabi, viviendo en reinos y con esclavos, sin desarrollo tecnológico, sin industria. El desarrollo es inherente a la sociedad humana y eso se llama progreso, el progresismo es la forma de entender esas necesidades de cambio y desarrollo de la sociedad humana y encausarlas y promoverlas en la dirección de un desarrollo armónico y democrático que atienda las necesidades de los distintos sectores de la población y que reconozca la necesidad de avanzar en el tiempo con toda la población.

“Nosotros no hemos tenido ninguna negociación con el presidente Giammattei pero damos por bienvenido lo que debería de ser una actitud normal en la transición de mando”

¿Sobre su política exterior, abrirá el camino a China?

Yo ya lo he mencionado mucho, lo hemos dicho, con China y Taiwán, nosotros no vamos a caer en el falso dilema de tener que escoger entre unos y los otros, nosotros creemos que podemos desarrollar relaciones con ambos países, vamos a mantener las relaciones con la República de China y con Taiwán.

 ¿Y si nos invitarán a unirnos al BRICS?

A nosotros no nos van a llamar a unirnos a BRICS porque no tenemos el desarrollo industrial que se requiere, BRICS es un club de países desarrollados, con economías sumamente fuertes en donde nosotros no podríamos formar parte, de manera que nosotros vamos a desarrollar, mantener, abrir y desarrollar relaciones económicas y comerciales con la República Popular de China.

Qué piensa de la actitud que tuvo el presidente Alejandro Giammattei en la reunión, que dijo: “daría mi vida hasta verlo investido como presidente”. Se dice que han negociado.

Nosotros no hemos tenido ninguna negociación con el presidente Giammattei pero damos por bienvenido lo que debería de ser una actitud normal, en todo caso de transmisión del poder que se da como resultado del ejercicio democrático, que es el que aquí ha habido, hemos ido viendo como el presidente Giammattei ha ido tomando decisiones para crear este espacio de transmisión de mando, pero no es suficiente hasta que no termine la persecución política que se está dando de parte del Ministerio Público, no está garantizado el cumplimiento a la voluntad popular que se ejerció libremente el 25 de junio y 20 de agosto, de manera que lo que le puedo asegurar es que no ha habido ninguna negociación de por medio.

¿Quién es Bernardo Arévalo?

Bernardo Arévalo, es un guatemalteco que después de haberse dedicado a desarrollar su vida profesional, sin nunca haberse dedicado a la política partidaria, decide a sus 58 años que es necesario que los guatemaltecos que estamos en contra de la corrupción asumamos una responsabilidad para participar políticamente, arrancarle a los corruptos el poder de las manos y hay que hacerlo dando un ejemplo personal; es un guatemalteco que le pide a todos y a cada uno de las guatemaltecas y los guatemaltecos honestos y decentes, que demos un paso al frente para el rescate de las instituciones del abrazo asfixiante de esta corrupción que viene ahogando y matando al país en los últimos veinticinco años, solo va a tener éxito si lo hacemos todos los guatemaltecos honrados, damos un paso adelante y asumimos nuestra responsabilidad en este proceso de rescate.

Noticias relacionadas